lunes, 16 de noviembre de 2009

Saetas

La saeta completó su trayecto y sonaron las campanas. El plan empezaba a ser ejecutado.
Murmurando una saeta de su infancia caminó excitado hacia el lugar escogido, mirando la dirección señalada por la saeta.

La saeta completó su trayecto.
El plan también.
A lo lejos, una procesión entonaba una saeta, mientras él se deshacía de las evidencias arrepentido, llorando, derrumbado, jurando no volver a reincidir.
Como tantas veces, de tantas maneras.

---

Apéndices necesarios (los hay aunque nuestra anatomía diga lo contrario):

Apéndice 1:
"Como les encantaba jugar con las palabras, inventaron en esos días los juegos en el cementerio, abriendo por ejemplo el de Julio Casares en la página 558 y jugando con la hallula, el hámago, el halieto, el haloque, el hamez, el harambel, el harbullista, el harca y la harija. En el fondo se quedaban un poco tristes pensando en posibilidades malogradas por el carácter argentino y el paso-implacable-del-tiempo. A propósito de farmacéutica Traveler insistía en que se trataba del gentilicio de una nación sumamente merovingia, y entre él y Oliveira le dedicaron a Talita un poema épico en el que las hordas farmacéuticas invadían Cataluña sembrando el terror, la piperina y el eléboro. La nación farmacéutica, de ingentes caballos. Meditación en la estepa farmacéutica. Oh emperatriz de los farmacéuticos, ten piedad de los afofados, los afrontilados, los agalbanados y los aforados que se afufan."
Cortázar, Julio; Rayuela; capítulo 40 (fragmento).

Apéndice 2:
Según el cementerio de la Real Academia Española -institución logicida si las hay-, el término "saeta" viene del latín "sagitta" y tiene las siguientes acepciones:
- arma arrojadiza compuesta de un asta delgada con una punta afilada en uno de sus extremos y en el opuesto algunas plumas cortas que sirven para que mantenga la dirección al ser disparada.
- manecilla del reloj.
- en una brújula, flecha que se vuelve hacia el polo magnético.
- punta del sarmiento que queda en la cepa cuando se poda.
- copla breve y sentenciosa que para excitar a la devoción o a la penitencia se canta en las iglesias o en las calles durante ciertas solemnidades religiosas.
- jaculatoria o copla que una persona canta en las procesiones.

4 comentarios:

  1. Rápido como saeta, dice un refrán popular que me acabo de inventar.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo como las saetas, dice Mr. Io... pero no creo que se haga popular.

    ResponderEliminar